1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://remediosnaturales.about.com/od/Sugerencias-Para-Sentirse-Mejo/a/Infeccion-De-Oido.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Infección de oído

Tratamientos seguros para niños y adultos

Por

Infección de oído
Foto © [Mario Villafuerte / Getty Images]

Posiblemente no haya una persona en el mundo que no haya sufrido una infección de oído. Es, junto con las hemorragias nasales y los resfriados, uno de los problemas más comunes de la infancia.

Ya sea porque entra agua mientras nos bañamos o nadamos, porque algún animal u objeto nocivo se aloja en el oído, o porque una infección en otra parte del cuerpo se extiende hasta el oído, la otitis es causa de malestar en personas de todas las edades.

Los problemas en el oído se tratan según el lugar en donde se localicen; son más graves en la medida en que involucran partes internas del oído, y menos peligrosas mientras más externas son. Una otitis mal atendida puede derivar en pérdida parcial o total de la audición así como en vértigo y malestar que nos impiden realizar actividades cotidianas.


Otitis externa

Para el estudio del oído lo dividimos en tres partes. La infección de la parte externa se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • Flujo de líquido por el canal auditivo
  • Dolor en la oreja o parte externa del oído y en el canal
  • Enrojecimiento de la parte exterior del oído
  • Dolor al tocar o al doblar la parte exterior
  • Pérdida parcial temporal de la audición si el canal está obstruido

La otitis externa es causada por lo general por bacterias que se alojan en esta zona luego de contacto con algo infectado, como puede ser un lago. En ocasiones la causa también puede ser un hongo o un virus.

Un tratamiento muy efectivo para la otitis externa es el aceite del árbol del té. Su poder bactericida y antimicótico elimina los agentes causantes de la infección. También puede aplicarse un empaste de ajo molido tres veces al día, que según estudios es incluso más efectivo que las sustancias que venden en las farmacias.


Otitis media

Es la más común, principalmente en niños, aunque ocurre en todas las edades. Ocurre cuando el espacio medio al interior del oído se tapona y se inflama debido a la presencia de fluidos y mucosidad. Sus síntomas son:

  • Dolor de oído
  • Fiebre
  • Pérdida parcial de la capacidad auditiva
  • Irritabilidad
  • Pérdida de apetito

Es importante reconocer alguno de los síntomas, pues como este padecimiento es común en bebés y niños pequeños, ayudan a reconocer el malestar. Si un bebé se encuentra de pronto irritable, no quiere comer y se lleva la mano a uno de los oídos, se debe sospechar de una otitis media.

Hay algunas personas que son particularmente susceptibles a estas infecciones, por lo que su padecimiento es crónico. Si es mal atendido, suele tratarse constantemente con antipiréticos, lo que dificulta al cuerpo sanar y puede causar daño al hígado (conoce más sobre los antipiréticos y otros mitos del resfriado)

Dejar de suministrar antibióticos ante una infección de oído no significa necesariamente desatenderlo. Es importante verificar que la pérdida de capacidad auditiva no empeore, así como que no se forme una hinchazón detrás de la oreja, síntoma de una rara complicación llamada mastoiditis.

Tratamientos alternativos para la infección de oído medio son:

  • Consumir alimentos que combatan las infecciones naturalmente. Alimentos ricos en hierro y vitaminas C y A refuerzan el sistema inmunológico.
  • Evitar alimentos y sustancias que generen alergias y, por lo tanto, promueven la inflamación. Si el padecimiento es crónico (cada dos o tres meses), lo más recomendable es iniciar una dieta de eliminación (lee más sobre la dieta de eliminación y otros antihistamínicos).
  • Evitar la exposición al humo. En especial los niños y las personas enfermas, pueden presentar infección de oído si fuman o están en ambientes donde haya humo de cigarro u otros contaminantes del aire.
  • Aumentar los agentes antiinflamatorios, en especial el Omega 3. Una manera de lograrlo es evitar el consumo de carnes rojas y sus derivados y aumentar el consumo de aceites vegetales crudos y aceite de pescado.
  • Un preparado de caléndula y hierba de San Juan (hipérico o corazoncillo) suministrado en gotas combate la infección tan bien como una prescripción farmacéutica. También son útiles el ajo y el gordolobo.

¡Tenga cuidado! Si el dolor desaparece súbitamente el tímpano pudo haberse perforado. Si esto ocurre, es fundamental evitar que los líquidos penetren en el oído, incluidas las gotas medicinales, o se corre el riesgo de perder la audición total o parcialmente, de forma permanente.


Otitis interna

Cuando se sufre inflamación en la parte interna del oído, ocurre lo que se conoce como otitis interna o laberintitis. Una infección del oído interno puede producir los siguientes malestares por periodos largos de tiempo:

  • Náusea
  • Pérdida de balance
  • Vértigo
  • Vómito

Es un problema poco común pero de síntomas muy intensos. Ocurre usualmente cuando una infección de las vías respiratorias o del oído medio se desplaza e infecta al oído interno.

Para combatir la infección es importante suministrar antioxidantes, antiinflamatorios y vitaminas. Son particularmente importantes las vitaminas A y D.

También se recomienda tintura de bálsamo de limón, oralmente, ajo, en las comidas y equinácea. La equinácea es una flor que protege el ácido hialurónico entre las paredes celulares, por el que se desplazan las bacterias. También se cree que fortalece el sistema inmunológico, es antiinflamatoria, antibacteriana y antiviral.

Los síntomas de la laberintitis se parecen a un padecimiento llamado VPPB o vértigo posicional paroxístico benigno, en que cristales de calcio afectan el oído interno. La mejor manera de tratarlo es con la “maniobra Epley”.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Remedios naturales
  4. Sugerencias para sentirse mejor
  5. Infección de oído

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.