1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://remediosnaturales.about.com/od/Sugerencias-Para-Sentirse-Mejo/qt/Variedades-De-Sal.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Variedades saludables de sal

La sal, tal como debería ser

Por

Variedades saludables de sal Foto © [TheGiantVermin / Flickr]

Cuando hablamos de sal, existe una disyuntiva sobre cuán benéfica es para la salud. La sal es, en definitiva, indispensable. Sin ella nuestro organismo tendría grandes problemas para digerir alimentos y absorber nutrientes. Si nuestro cuerpo pierde sal y no la remplazamos, podemos morir. La sal es, sin ninguna duda, esencial para nuestro cuerpo.

La sal, amenaza moderna de la salud

Desafortunadamente, nuestro concepto de sal, o el concepto de sal de la industria alimentaria, ha cambiado en los últimos años, y lo que antes entendíamos por sal ahora debemos llamarla “sal de mar sin refinar y sin aditivos”, un nombre exótico para lo que era común y resulta vital para el organismo.

Durante siglos, la sal ha sido un bien preciado. Buena parte de la historia del descubrimiento de América y de las Cruzadas gira en torno a ella. Sin embargo, este valioso condimento no se parecía entonces mucho a los granos blancos que se producen actualmente.

La calidad de la sal puede ser determinada por cuatro factores:

  • Su sabor
  • Su color grisáceo (excepto variedades particulares como la sal rosada o la sal negra)
  • Su humedad, que no se debe perder incluso almacenándola
  • Su forma, pues deben distinguirse los cristales cúbicos que la forman

Cuánta sal necesitamos

Aunque el consenso médico es sugerir el consumo de 2 gramos de sal al día, si seguimos una dieta adecuada es posible que no necesitemos agregar sal a nuestra comida, ya que muchos alimentos la contienen.

Peor aún, si acostumbramos a comer fuera o incluimos pan y comida procesada en nuestra dieta, es seguro que, sin añadir sal a los alimentos, ya la consumamos en exceso.

La sal es más requerida en invierno, en forma de encurtidos y conservas, y menos en verano. (Si pasas el invierno en el trópico o si pasas el día en el aire acondicionado, esta recomendación difícilmente aplica.) El consumo de sal también es relativo a la actividad física: es necesaria en personas activas y puede ser contraproducente en personas sedentarias.

Por otro lado, si sigues una dieta libre de alimentos procesados y de aditivos, rica en productos integrales y de bajo consumo de carnes, tu paladar será más apto en distinguir la cantidad adecuada de sal para tus comidas, y podrá decirte con precisión si necesitas comer más o menos sal.

Conoce la dieta macrobiótica

Aquí te presento algunas de las posibilidades para sustituir la sal de mesa que puedes encontrar en el mercado, y entre las cuales a veces es difícil decidir. La mayoría de ellas son mejores que la sal común pero no siempre es así. He decidido dejar la sal céltica y la sal del Himalaya hasta el final, por ser las más adecuadas y de las que es posible obtener más información.

Pansalt

Es una sal iodada elaborada en el instituto de Biomedicina de la Universidad de Helsinki. Baja en sodio, rica en magnesio y potasio, es en realidad hiposódica, lo que quiere decir que ayuda a reducir la presión arterial, en lugar de subirla, como hace la sal común.

Contiene lisina, un aminoácido que le da el sabor de la sal común. En Finlandia el Gobierno ha impulsado su uso hasta en las cadenas de restaurantes y ha sido parte de un programa de cuidado del corazón que ha ayudado a reducir entre sus consumidores el riesgo de ataques cardiacos, enfermedades cardiovasculares y cerebro-vasculares hasta en 75 por ciento.

Es posiblemente la variedad de sal más baja en sodio, con 56 por ciento de cloruro de sodio, contra 98-100 por ciento de la sal común. Estudios han notado que ayuda a reducir la presión arterial incluso tanto como algunos antihipertensivos, que estimula la producción de insulina en diabéticos y no tiene efectos secundarios.

Lee el blog de diabetes en about.com

Conoce remedios naturales para la diabetes


Biosal

Es una fórmula comercial que mezcla el cloruro de sodio de la sal común, con cloruro de potasio. El cuerpo regula su presión arterial mediante la relación entre sodio y potasio. Esta sal, al contener ambos, ayuda a contrarrestar los efectos nocivos de la sal. Es, en ese sentido, menos nociva, pero al igual que la sal común, carece de nutrientes y ha sido tratada con químicos, blanqueadores, antihumectantes y yodo.

La Biosal es un poco más agria y tiene un sabor más débil que la sal común. Es una buena estrategia para quienes quieren reducir gradualmente el consumo, y es más económica en comparación con otros sustitutos de sal. El nombre es una marca comercial y se vende en México y en Chile.

Sal ahumada

Es una sal a la que se ha sometido a un proceso para que absorba humos y obtenga un sabor particular. Se utiliza en diversos platillos para dar distinción a algunos sabores. Este efecto, sin embargo, no aporta ningún beneficio nutricional, antes puede incorporar sustancias tóxicas que resultan cancerígenas.

Como única ventaja, es que suele utilizarse sal de mar para ahumarla, que es más nutritiva que al sal común, pero esto no es necesario. También puede perder muchos de sus minerales y elementos nutricionales tras la exposición al calor, o peor aún, es posible que no haya sido ahumada, sino que se le agregue un químico para dar el sabor.

Sal Kosher

Una sal tipo Kosher cumple con determinados criterios de procesamiento para su venta. Estos procedimientos no tienen nada que ver con la preservación de nutrientes, aunque sí garantizan que tenga menos aditivos.

Una sal Kosher puede ser simple sal de mesa, que haya cumplido con estándares establecidos, pero también puede ser una sal de buena calidad, como sal del Himalaya o sal celta, que fuera sometida a un control de calidad que garantiza que llega a nuestras manos en óptimas condiciones.

En conclusión, una sal certificada Kosher nos da la confianza de su contenido comparada con otra sal de la misma calidad, pero no la hace necesariamente buena para la salud.

Sal orgánica

Debido a que la sal es un mineral y no contiene moléculas de carbono (como ocurre con los animales y plantas), no existe un certificado de orgánico para la sal autorizado por la FDA. Decir que una sal es orgánica implica en realidad una paradoja.

Debido al valor comercial de lo “orgánico” algunas empresas dan este nombre a la sal que producen, y puede ser que lo hagan irresponsablemente. Al igual que la sal Kosher, que un tipo de sal sea llamado orgánico no es garantía de su calidad.

Pero también puede referirse a aspectos positivos, como que se ha cuidado la forma en que se procesa la sal, libre de aditivos, o que el agua que se utiliza para limpiarla es de origen natural, e.g. de manantial.

Sal roja o sal hawaiana

Se trata de sal marina de las costas de Hawái que contiene óxido de hierro derivado de arcilla volcánica. Esta sal suele extraerse con métodos naturales y asemejarse en calidad a la sal marina.

Su sabor ferroso la distingue y puede resultar molesto para cocinar, además de que es impráctica para muchos platillos, ya que puede estimular la oxidación.

Como suplemento alimenticio es de gran valor y los hawaianos la utilizan como suplemento en dietas desintoxicantes. También puede usarse como sal de baño.

Conoce los alimentos que te ayudan a eliminar metales y toxinas del cuerpo

Desintoxícate con linaza

Sal negra o Kala Namak

Es una sal extraída de minas ubicadas en la región montañosa de India que hace frontera con Pakistán. Debe su color a impurezas sulfurosas de la zona, que también le dan un distintivo sabor.

Es utilizada en la gastronomía dela región. Su contenido nutricional es bastante similar a la de la sal común, y es posible que sus efectos negativos sean mayores si se consume en exceso.

Es una sal vecina a la fantástica sal del Himalaya, pero no comparte con esta sus valores nutricionales ni beneficios a la salud.

Sales de Epsom

La sal de Epsom es extraída de la región inglesa co el mismo nombre, pero no es sal en realidad. Es decir, no contiene cloruro de sodio sino sulfato de magnesio. No debe utilizarse como sustituto de sal ya que su sabor es muy distinto y sus efectos en el organismo son poderosos.

Se acostumbra para baños de sal y para la elaboración de algunos cosméticos. Algunas personas reportan beneficios al usar esta sal para tratar la psoriasis.

La medicina natural y la psoriasis

Al consumirlas, tiene un efecto laxante que, de hecho, son consideradas como una alternativa segura para mujeres embarazadas. También se sabe que son relajantes musculares, por lo que los médicos las utilizan para tratar calambres y uñas encarnadas.

Conoce remedios naturales seguros durante el embarazo

Quizás su función más interesante es que terapeutas alternativos utilizan estas sales para tratar problemas de hígado y de vesícula biliar, incluida la extracción de cálculos sin cirugía. Su uso puede ser recomendable en personas que consuman poca carne, ya que la bilis tiende a endurecerse en la vesícula de los vegetarianos.

Sal de Epsom y otros consejos para desintoxicar tu hígado y vesícula biliar

Sal de bambú

Es una variedad de sal elaborada en Corea y otras partes de Asia Oriental con grandes y desconocidas cualidades nutricionales.

Se elabora con sal de mar. Ésta se inserta en varas de bambú que se bloquean con arcilla. Al aumentar la temperatura, ocurre un intercambio químico entre la sal, el bambú y la arcilla, de forma que la primera se queda con la mayoría de los minerales y nutrientes, mientras que el recipiente absorbe impurezas y contaminantes.

La sal adquiere un sabor intenso que se usa con extrema moderación. Sus cualidades y beneficios para la salud son extensos. Posiblemente una de las sales elaboradas más recomendables, aunque en Occidente es difícil de conseguir.

Flor de sal

La flor de sal es una producción artesanal que se obtiene al retirar la capa superior de sal en los bancos de sal. Al ser sólo una porción de la sal que se almacena, su producción suele ser limitada y su valor más alto, pero también suele ser más rica en nutrientes.

Portugal, México y España son productores reconocidos de este tipo de sal. Entre sus ventajas se encuentra su nivel constante de humedad y su procesamiento, que carece de secado, no usa antihumectantes, antiapelmasantes, aditivos ni tiene adicionados yodo o flúor.

En general, su calidad es superior, aunque es relativa al lugar donde se obtiene. La mejor flor de sal se obtiene como la primera extracción en la elaboración de sal céltica, que siempre es sal marina, pero existe producción de flor de sal derivada de minas, que no es tan buena.

Otra característica de la flor de sal es que no se disuelve al cocinar, por lo que suele usarse al final de los alimentos, en los que da textura crujiente y un sabor fuerte.

Sal celta

Esta sal es elaborada con métodos tradicionales. Es una sal extraída del mar y que al separarla se evita cualquier contacto con metal, que pueda afectar su estado. La sal de mar contiene hasta 84 elementos nutricionales y su composición suele coincidir con el espectro mineral del cuerpo, por lo que tiene, de forma natural, la combinación perfecta para la vida.

Su composición es sorprendentemente parecida a la de los fluidos corporales, por lo que es una fuente de salud y de equilibrio. Su uso puede completar una dieta baja en minerales e incluso ayudar a prolongar el ayuno terapéutico.

Conoce las bondades del ayuno y cuán seguro es practicarlo

Una veintena de los minerales presentes en la sal de mar es considerada vital para la vida. La composición química es tan compleja, con elementos que tienen partes por millón, que su reproducción sintética es virtualmente imposible. De hecho, los mejores suplementos minerales están elaborados simplemente con sal de mar, y los beneficios que dan al organismo pueden obtenerse en la comida.

La sal céltica se ha relacionado con tratamientos para la salud, y es ampliamente recomendada para quienes padezcan problemas neurológicos, como depresión, bipolaridad e incluso para quienes padecen de enfermedades cardiovasculares. (Si el doctor recomienda dejar la sal, lo mejor es dejar la sal de mesa, para empezar a usar sal céltica)

La sal céltica se seca con el sol y se limpia artesanalmente (contrario a la sal de mesa que se seca y refina a hornos a más de 600 grados centígrados). Originalmente es producida en la costa de Francia, pero si se respetan los mismos métodos puede provenir de virtualmente cualquier lado.

Sal de Himalaya o sal rosa

La sal del Himalaya es extraída de esta cordillera montañosa, de océanos ancestrales que se secaron hace millones de años. Su composición varía ligeramente de la sal de mar, pero lo más importante es que tiene un gran estado de pureza.

La distingue que algunos granos tienen un tono que va del rosa claro al rojo, debido a la presencia de óxido ferroso. Por ello, también se le conoce como sal rosa. Sin embargo, no toda la sal rosa es proveniente del Himalaya. Una versión de esta exquisita sal proviene de los Andes, en donde también existen residuos de un océano milenario.

Las condiciones extremas de pureza de estas sales preservadas a grandes alturas la hacen quizás la mejor sal del planeta. Por otro lado, su producción es limitada y su extracción costosa, tanto en términos económicos como para el medio ambiente. Úsala como una sal gourmet y para tratamientos terapéuticos, pero evita consumir grandes cantidades de ella: valórala, el mundo se tardó millones de años en hacerla.

La sal rosa tiene grandes beneficios para la salud, entre los que se numeran:

  • Controla la retención de líquidos (que suele ser un efecto nocivo de la sal de mesa)
  • Elimina la acidez a nivel celular
  • Ayuda a nivelar los niveles de azúcar en la sangre, ya que la glucosa se adhiere a los minerales contenidos en la sal
  • Es antioxidante
  • Es una poderosa fuente de energía electrolítica
  • Ayuda a la absorción de nutrientes y a la eliminación de alimentos mal digeridos
  • Ayuda a combater la acumulación de mucosidad (que es resultado de una mala alimentación, rica en lácteos: lee sobre los efectos nocivos de los lácteos en tu salud)
  • Reduce el riesgo de sufrir calambres y ayuda a aliviar dolores musculares, por su contenido de potasio
  • Le da a tu sistema endocrino los nutrientes que necesita para elaborar hormonas, ayudando a mantener tu salud
  • Combate la osteoporosis
  • Mejora la circulación y combate las várices
  • Mantiene en buen estado tu cerebro: ayuda a pensar con claridad, estar más calmado y dormir mejor
  1. About.com
  2. About en Español
  3. Remedios naturales
  4. Sugerencias para sentirse mejor
  5. Variedades saludables de sal

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.